El porno y los adolescentes

Hoy en día es muy fácil poder tener acceso a material de Youporno, es por ello que en aquellos hogares donde existan menores, se sugiere tomar algunas previsiones para evitar que ellos puedan tener acceso a la pornografía antes del tiempo ideal, de acuerdo a la ley XXX

La pornografía genera una serie de cambios en el cuerpo y el cerebro de las personas, hasta llevarlas a la adicción, siendo un problema difícil de manejar, en especial porque la adicción es más un problema de química cerebral que de cualquier otro tipo.

Cuando se ve pornografía, el cerebro libera dopamina, lo cual estimula los centros de placer. El problema es que el organismo es muy inteligente, y cuando desea recibir de nuevo la dopamina, va a impulsar al cuerpo a repetir la misma actividad que le brinda esa cantidad de dopamina, en este caso volverá a inducir el deseo de ver pornografía.

Esto se puede convertir en un círculo vicioso, y crear una adicción al porno de Mofos. Generalmente es más difícil para un adolescente controlar una adicción, y suelen presentar los siguientes efectos negativos:

Distorsionan la realidad: Cuando un adolescente ve pornografía, es posible que idealice sus futuros encuentros sexuales deseando que sea similar a una escena que haya visto, o con una pareja parecida a una actriz pornográfica, lo cual es algo que puede hacer que se frustre al no lograr su situación ideal.

Aislamiento: En lugar de socializar con más personas de su edad, el adolescente puede mantenerse aislado en su habitación para ver pornografía.

Desvirtuar su conducta: Por lo general la pornografía señala que las mujeres sólo son un objeto sexual, por lo que pueden hacer creerle al adolescente que se debe maltratar a las mujeres y violentarlas durante el sexo.

Disminuye la felicidad: Es posible que el adolescente siempre esté en búsqueda de la pareja perfecta, que será como un actor o actriz pornográfica, ya que las personas comunes, no llenarían sus requisitos.

Privacidad: Los adolescentes no tienen idea del peligro que pueden correr al mostrarse desnudos en internet, y la pornografía puede incitarlos a hacerlo, y por lo tanto a correr riesgos.

Existen adultos que no pueden manejar el placer que sienten por el porno, llegando a la adicción, imagínense un adolescente que está conociendo el mundo, y por naturaleza tienen mucha curiosidad, son presa fácil de las adicciones.

Deja un comentario