Masajes asiáticos: conoce lo más antiguo e innovador en técnicas de masajes

Resultado de imagen para masajes png

Con el pasar de los años, fueron originándose diferentes técnicas de masajes las cuales han revolucionado la ciencia médica por su poder de curación y relajación. Entre las principales técnicas o ramas del masaje tenemos los masajes asiáticos, los cuales consisten en diferentes prácticas manuales y medicinales llevadas a cabo con precisión y sumo cuidado para lograr un objetivo específico. Entre las principales técnicas de masajes asiáticos tenemos la técnica del tui-na y el shiatsu.

Diferentes tipos de masajes asiáticos

Técnica del masaje chino tui-na: esta técnica se adapta a las características de cada persona, aumentando progresivamente de intensidad conectando la energía limpia y la armonía. Es una rama de la medicina china tradicional, que utiliza el masaje como herramienta terapéutica combinada con disciplinas como la acupuntura y la reflexología. Antiguamente era denominado Anmo que significaba masaje, y consistía en el empleo de técnicas en donde se veian involucradas las manos y los codos, las cuales ejercían presión sobre los puntos afectados.

Técnica del shiatsu: el Shiatsu es una técnica manual japonesa que utiliza teorías de la acupuntura china y técnicas de masaje como la quiropraxia. Al poner en práctica esta técnica, se realiza presión con los pulgares en determinadas zonas o puntos de energía. Este masaje refuerza el sistema nervioso, el rendimiento físico, y mental, así como también el metabolismo, el sistema inmunitario despertando la conciencia corporal. El masaje shiatsu está indicado para trastornos digestivos, estrés, artritis, migrañas, asma, insomnio entre otras.

Reflexología: sus orígenes están en china, Egipto y la India. Se basa en el principio de acción- reacción de diferentes puntos en el área del pie conectados a diferentes órganos. Su práctica consiste en la realización de presión y de masajes con aceites relajantes, donde estimulen cada punto del pie a dilatarse de manera rápida, esto como señal de que existe alguna anomalía en cualquier órgano del cuerpo. Una vez que se haya dilatado, se procede a hacer un masaje sanados ejerciendo presión con los pulgares y masajeando de arriba hacia abajo hasta que el punto deje de dilatarse.

Masaje Tailandés: esta técnica nos ayuda a encontrar un equilibrio entre cuerpo y alma, donde a través de la manipulación de puntos energéticos nos ayudarán a encontrar una armonía vital, sintiéndonos más ágiles y descansados de energía residual acumulada.

Beneficios de las técnicas de masajes asiáticos

Los masajes asiáticos han ayudado a diferentes pacientes con diferentes tipos de trastornos. Los masajes asiáticos se orientan más a beneficiar a cada paciente de manera equilibrada, es decir se orientan a equilibrar la energía de su cuerpo y la sangre con el aura. Se ha demostrado que estas técnicas ha ayudado a disminuir: contracturas musculares, artritis o artrosis, fatiga, fibromialgia, esguinces, epicondilitis (Codo de tenista), hipertensión, alteraciones menstruales o diarrea u estreñimiento, así como también contribuyen a curar patologías más severas como inmovilización de miembros como la parálisis facial entre otras.

Si deseas saber más acerca de éstas técnicas te invitamos a visitar nuestra página web https://www.masajesbelgrano.com.ar donde podrás encontrar éstas y todos los diversos tipos de masajes que pueden ofrecerte nuestros profesionales en el ramo.

 

Deja un comentario